ALGO  DE HISTORIA

El Proyecto sobre la construcción de la FAZENDA DE LA ESPERANZa, es un proyecto conocido y aprobado por el Sr. Obispo José María de la Torre, quien de viva voz de los fundadores de este centro terapéutico nacido en le Brasil par a ayudar a las personas con problemas de adicción y depresiones, y que la acepto como un medio para poder contrarrestar este flagelo que tanto daño a causado en el mundo, en nuestra ciudad y del cual nuestras comunidades parroquiales no se han visto exentas.

Por tal motivo se ha emprendido y recorrido varios caminos para hacer posible que esta oferta de poder tener un centro en nuestra diócesis, se vea realizada, son muchos los esfuerzos para que este proyecto se cristalice.

Este proyecto de la Fezenda de la Esperanza, tuvo sus inicios con la inquietud de 4 sacerdotes quienes se dieron a la tarea de investigar, motivar y presentarlo al Sr. Obispo, el cual una vez que ha conocido la forma y manera de trabajar de este centro, dispuso que se conociera mas a profundidad, por lo cual pidió a los sacerdotes que fueran al Brasil para conocer de primera mano las casa y el método de recuperación.

Después de vivir esta experiencia hemos visto que es posible poder trabajar para tener un centro de la Fazenda en Aguascalientes el cual sería de gran impacto para la sociedad y la salud de las familias que se han visto dañadas por estas circunstancias. Por tal motivo se convoco a una serie de reuniones en la Ciudad de los Niños con diferentes personalidades del ámbito social y eclesiástico, ingenieros y personalidades del sector salud para estudiar y dar los primeros pasos para la creación de un grupo que encabezara dicho proyecto, el numero de los participantes a las primeras reuniones fue por lo general de 20 a 25 personas. Nombrando comisiones y haciendo las primeras determinaciones.

 Después de unos meses coloco la primera pierda en los terrenos de la ciudad de los Niños de Aguascalientes, y se dio a conocer los planos estructurales de lo que posiblemente sería la Fazenda.

El cambio del Padre Neftalí como director de la Ciudad de los Niños y el cambio del Padre Jacob Arenas, fueron detonantes para que el proyecto que parecería que iba por buenos caminos se detuviera y cada vez más se fue viendo limitado, por lo que el Padre Julio quien fue el único que se quedo al frente de este proyecto, con medios tan precarios o casi sin nada, lucho por mantener el proyecto a flote, cosa que no fue nada fácil pues la disposición y la falta de interés de algunos de os que habían estado al inicio se vio fuertemente disminuida. Sin recursos se conservo el lugar en cuanto a limpieza y reforestación, buscando ayuda del Gobierno del Estado y de la Ciudad de los Niños, sin tener respuesta positiva, se desistió por que el lugar que en un principio y que fue lo que se le planteo al Sr. Obispo, de que se construyera en los terrenos que se habían tratado en comodato con la Ciudad de los, se consideró que no eran los adecuado

Finalmente y después de mucho trabajo y sacrificio por fin tenemos en nuestra diócesis este regalo de amor y esperanza para varones.

Te invitamos a conocernos y apoyar este esfuerzo en bien de nuestros hermanos más necesitados.